divendres, 26 de juny de 2009

LA GLORIA DEL VENCEDOR




EN TODA LUCHA SIEMPRE HAY UN PERDEDOR QUE PASA A ENGROSAR LAS FILAS DE LOS OLVIDADOS . ¿QUÉ PASA CON LOS VENCEDORES?


EL GANADOR

La batalla había sido un éxito,
la prueba estába ante mí.
Todo el campo sembrado de enemigos muertos,
y nuestra bandera ondeando al viento.
La sangre parecía teñir el bosque.
A mi alrededor todo salpicado de cuerpos desmembrados.
Un hedor indescriptible a hierro y mierda impregnaba el entorno.
Yo allí, de pie, vencedor,
sonriendo y llorando a la vez,
cubierto de sangre.
Solo yo estaba vivo.
Solo yo había ganado la posibilidad
de no volver a dormir nunca más
sin despertar con un grito desgarrado en el corazón.

dijous, 18 de juny de 2009

LA MENTE





A VECES TENEMOS LA NECESIDAD IMPERIOSA DE GRITAR NUESTRAS DESESPERANZAS. CADA PERSONA ENCUENTRA UNA MANERA DE EXPULSARLAS; EN MI CASO UTILIZO LA IMAGINACIÓN PARA CONVERTIRLAS EN HISTORIAS, PARA QUÉ, DE ÉSTA MANERA, NO SE QUEDEN ENQUISTADAS EN MI MENTE.

PARE

Quant donaria jo per sentir-te al meu costat.
Quant donaria jo per sentir-te cada matí.
Quant donaria jo per discutir cada dia amb tu.
Que no donaria jo per sentir-te un altre cop.
A vegades per la nit, el meu cap crida el teu nom
peró… ningú no contesta.
Quant donaria jo per sentir-te palpitar.
Quant donaria jo per que tu siguessis viu.

Este delirio sale del corazón, puesto que está dedicado a mi padre que murió a la temprana edad de 33 años. Es por eso que antes de mostraros la traducción quería que la vierais tal y como salió de mi dolor.


PADRE (PARE)

Cuanto daría yo por sentirte a mi lado,
cuanto daría yo por sentirte cada mañana,
cuanto daría yo por discutir contigo,
que no daría yo por sentirte otra vez.
A veces, por la noche, mi mente grita tu nombre
pero… nadie me responde .
Cuanto daría yo por sentirte palpitar.
cuanto daría yo porque tu estuvieses vivo.

dijous, 11 de juny de 2009

TRAS LAS GRANDES OBRAS DEL HOMBRE SE ESCONDEN GRANDES MISERIAS


Imagínate por un momento que cuando morimos, nuestra alma no abandona el cuerpo.
Imagínate por un momento ...


CLAUSTROFOBIA

Miro hacia arriba, a dos dedos de mi nariz, madera. ¡Oscuridad!
Miro hacia los lados, a dos dedos de mis hombros, madera. ¡Oscuridad!
Mi espalda pegada a una plancha de madera. ¡Oscuridad!
Mis brazos sobre mi pecho. ¡Oscuridad!
Gusanos en mi putrefacta carne. ¡Oscuridad!
Y un grito que queda ahogado en mi pensamiento. ¡Oscuridad!

dimarts, 2 de juny de 2009

TEDIO


TEDIO


Sentado en su banco espera.

Sonríe, no sabe qué.

Sentado en su banco observa.

Sonríe, no sabe qué.

Sentado en su banco llora.

Sonríe, no sabe qué.

Sentado en su banco bebe.

Sonríe, no sabe qué.

Sentado en su banco pide.

Sonríe, no sabe qué.

Sentado en su banco espera…