dijous, 11 de juny de 2009

TRAS LAS GRANDES OBRAS DEL HOMBRE SE ESCONDEN GRANDES MISERIAS


Imagínate por un momento que cuando morimos, nuestra alma no abandona el cuerpo.
Imagínate por un momento ...


CLAUSTROFOBIA

Miro hacia arriba, a dos dedos de mi nariz, madera. ¡Oscuridad!
Miro hacia los lados, a dos dedos de mis hombros, madera. ¡Oscuridad!
Mi espalda pegada a una plancha de madera. ¡Oscuridad!
Mis brazos sobre mi pecho. ¡Oscuridad!
Gusanos en mi putrefacta carne. ¡Oscuridad!
Y un grito que queda ahogado en mi pensamiento. ¡Oscuridad!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada