dilluns, 23 d’agost de 2010

METANFETAMINA


La delgadez extrema imprimia a su figura el estado de alma errante para aquél que mirara; los temblores parkinsonianos eran constantes; tres dientes asomaban en su putrefacta y maloliente boca; su cara, solo un reflejo de su pasado; las llagas cubrían su cuerpo; sus pómulos como surcos... nadie hubera adivinado que aquél ser sólo tenia 23 años y en su mente solo una idea: pillar otra dosis de cristal.A pesar de su evidente deterioro deseaba el subidoón de aquél chute (FLASH)! Dormir era solo un rcuerdo para él, a cada paso sentía la presión de ojos que desde su mente le observaban.Caminaba con la mirada perdida en la nada. En su mente, solo CRISTAL...

2 comentaris:

  1. Ufff, que tisteza, que tristeza para tanta juventud. Muy triste texto.

    Saludos cordiales.

    ResponElimina