dijous, 9 d’abril de 2009



Hace mucho tiempo, mi mente parió una serie de pensamientos y microcuentos (a los que yo denomino delirios) que, por una serie de circunstancias, acabaron en un cajón. Ahora, pasados unos años, querría haceros partícipes de esta, mi alma, que un dia quedó desgarrada.

Deliris-delirios pretende ver la luz como libro el próximo año y versa sobre la muerte, la locura, las drogas, los sentimientos (y las consecuencias de estos), las dudas existenciales... Vistos por mi desde la inocencia emocional de los diecieseis a la "madurez" emocional de los cuarenta.

Mi nombre es Jordi Matamoros y aqui os dejo una muestra del contenido de mi libro. Te agradezco de antemano tu comentario, tanto positivo, como negativo, puesto que, tanto el uno como el otro, me ayudan.

Y sin más preambulo:

MIEDO A LA MUERTE.
Silenciosa y majestuosa avanza hacia mi.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosa y majestuosa sonríe.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosa y majestuosa me señala.
Yo sé que me viene a buscar a mí y tiemblo.
Silenciosos y majestuosos nos alejamos.
Miro hacia atrás y veo que mi cuerpo ya no tiembla.

LA META
Un hombre mayor corre deseperado, no sabe bien porqué, pero algo le empuja a correr.
El sudor le empapa todo el cuerpo, pero sigue corriendo.
De repente se para, con los ojos desorbitados, un dolor insoportable le destroza el pecho.
Un ataque al corazón lo acaba de matar.
La muerte, con su mayor traje deportivo, le sonríe y dice
- Has llegado primero a la meta.
Atrás. a lo lejos, cientos de personas avanzan con énfasis hacia la meta sin saber porqué.

Si te ha gustado, por favor, pasa la página.

Ciao, Jordi.

2 comentaris:

  1. http://www.vogmall.com/LOW PRICE BUT HIGH Quality ,Nike shoes Adidas shoes ,Air Jordan shoes LV Handbag ,we will give you high quality products
    and service ,welcome !

    ResponElimina
  2. Me gusta.
    ¿Dónde hay que comprar tu libro?

    ¡Ah! Dices que la palabra hay que pensarla antes de vomitar tonterías y es cierto, pero para lo que uno es una tontería para otra persona con necesidad de vomitar desde el corazón lo que lleve no lo es. No sé.
    Bueno, tú escibes bien y ya está.
    Sigue escribiendo, vomitando y viviendo.
    Besos
    Elena

    ResponElimina