dilluns, 27 d’abril de 2009

EL CAMINO A SEGUIR ES DURO Y EL FINAL PREDECIBLE




TINIEBLAS


El mar llena mi vida.

La ilusión me emociona.

Ya ha llegado la noche.

¿Luna llena? quizás otro dia,

hoy no para de llover.

El agua me empapa y yo sonrío,

luego miro a la ventana,

desde allí una calavera me observa.

La observo, mi ropa ya está seca.

Sigue lloviendo, no puedo parar de sonreir.

Una mano descarnada me llama.

Lloro de emoción al descubrir un amigo.



AVANZAR


El anciano ya no llorará más tiempo, ahora es un cadaver que ya no se estremece al ver llegar a su nieta.

Su palidez ya es irreversible y monstruosa. Todos lloran alrededor del difunto derramando sus lágrimas en muestra de dolor.

El cuerpo del anciano está ya anquilosado, rígido por la muerte, pero él sigue su rumbo. Se encuentra extraño, nota como se eleva de su cuerpo y mira desde el techo la escena. De pronto escucha una voz que desde todas partes lo llama en silencio y sabe que una nueva etapa ha comenzado.



Las esperanzas hacen más llevadero lo irreversible ....

1 comentari:

  1. interesante descubrirte (como lo es todo descubrirse uno)en los escritos propios pasados.
    me llama tu blog la atención por la presentación que haces, y por los textos que has ido añadiendo.
    te encontré casualmente, ya no recuerdo de dónde el enlace, pero me ha parecido muy ameno y refresacante el visitar tu blog de vez en cuando.
    te felicito. espero este blog te aporte nuevas ideas y muchos recursos literarios que apoyen tu proyecto de libro y futuras publicaciones
    dunn

    ResponElimina