dilluns, 4 de maig de 2009




DE LA DECADENCIA SURGE LA ESPERANZA.

FÍN


Ansiedad de penumbra.

Último vestigio de la humanidad.

En una sociedad de reincidencia,

oscuridad total a un final feliz.

Explosiones que se mezclan con un grito de impotencia.

Soledad para poetas o disparos, que más dá.



EL ÚLTIMO LATIDO


Por la calle desierta, el aire azotó con fuerza su cara enrrojecida. Su capa negra oscilaba de un lado a otro. La oscuridad y el silencio reinaban en la noche.

Aquel hombre caminaba silencioso como un muerto y, entre sus manos .... ¿Que había entre sus manos ?.

Sus guantes , llenos de rojo, sostenian el último y dramático latido de un corazón.

Atrás, en un parque cercano, en la hierba, sobre un charco de sangre, se hallaba el cadaver con los ojos desorbitados de una joven . En su pecho había un gran agujero y su corazón había desaparecido.

1 comentari:

  1. Sus guantes , llenos de rojo, sostenian el último y dramático latido de un corazón...

    Me gusta esto. Tiene fuerza. Tal vez sustituiría el "llenos de rojo" por algo un poco más evocativo y no tan directo, pero la frase me gusta mucho. Escribes muy bien, y me gusta esa sencillez en lo que explicas. Transmite paz... Un saludo!

    ResponElimina